Editorial 2do numero – Vínculos
12/10/2020
S.O.S. DE LA TEORÍA A LA PRÁCTICA, DÓNDE PODÉS RECURRIR.
13/06/2020

LO QUE NO SE VE, NO EXISTE

Por Samanta Moll


Vivimos actualmente en un mundo hiperconectado. Consumimos series, twiteamos y retwiteamos noticias, subimos videos y hasta la justicia parece hacerse visible desde el mundo en streaming. Muchas de las denuncias por violación o femicidio prosperaron gracias a los escraches que se realizaron en las redes sociales.
En los últimos dos años, los canales de aire, en consonancia con los cambios sociales, empezaron a incluir en sus series personajes no heterosexuales y transexuales y temáticas como bullying o gestación por subrogación de vientre. Podremos discutirle un montón de otras cosas a estas series, como que siguen reproduciendo patrones de belleza hegemónica o que continúan mostrando solo estereotipos de género; sin embargo, visibilizaron en el prime time de la televisión costumbrista argentina cuestiones que siempre existieron pero nunca antes habían sido mostradas.
En el año 2018, una marea verde inundó las calles de Congreso para exigir que se aprobara la ley por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. A pesar de esto, la problemática del aborto clandestino es algo que se ve bastante poco en series, películas y libros.
En el año 2019, se estrenó el documental del director Juan Solanas “Que sea ley” que refleja la lucha y el camino que llevó a la marea verde hasta el Congreso, pero además aborda testimonios de personas que sufrieron casos de violencia en los hospitales cuando tuvieron que asistir por encontrarse con infecciones causadas por abortos realizados en condiciones de poca salubridad y testimonios de familiares de muertxs por abortos clandestinos.
La industria audiovisual ha sido un terreno en donde históricamente el aborto ha sido vilipendiado, incluso se ha trabajado a través del medio para disuadir a las personas con capacidad de gestar a decidir sobre su cuerpo y su capacidad reproductiva; en años recientes, no obstante, el tema se ha abierto y ha encontrado algunas representaciones importantes: Grandma (2015), Obvious Child (2014), Jane the Virgin (2014), House of Cards (2013) y The Tribe (2014).
En la literatura, encontramos algunas escritoras, que abiertamente militan el feminismo, que han incluido en sus textos personajes que atraviesan situaciones de abortos clandestinos. Entre ellas podemos nombrar a Claudia Piñeiro con su novela Elena sabe (2007) y con su última novela Catedrales (2020). Mariana Komiseroff escribió Una nena muy blanca (2019) y tanto Mariana Enriquez como Samanta Schweblin escribieron cuentos donde lo tematizan. Todavía queda mucho camino por recorrer para que el tema se visibilice lo suficiente, pero es necesario destacar que hay un germen que empezó a rondar en la industria de la cultura.

Imagen:@calaveradesign